ES

CENTRO DE REPRODUCCIÓN ASISTIDA SANITASAlcobendas

Actualidad y consejos de salud

Alimentación y Reproducción Asistida

  • Compartir esta noticia
Alimentación y Reproducción Asistida

Existen factores modificables del estilo de vida como es la dieta, que influyen en la fertilidad humana. Mayoritariamente en el mundo científico se cree la nutrición puede estar relacionada al rendimiento reproductivo tanto en hombres como en las mujeres.

La ingesta de suplementos de ácido fólico a dosis superiores a las recomendadas para la prevención de defectos del tubo neural, se ha relacionado con una menor frecuencia de infertilidad, menor riesgo de pérdida de embarazo y mayor éxito en el tratamiento de la infertilidad.

La vitamina D no parece desempeñar un papel importante en la fertilidad humana salvo cuando es deficiente.

La suplementación con antioxidantes no parece ofrecer ningún beneficio a mujeres que se someten a tratamiento de infertilidad, pero parece ser beneficioso cuando se le suplementa a la pareja masculina. Sin embargo, la evidencia disponible no permite discernir que tipo de antioxidantes, ni a qué dosis, son beneficiosos.

Los ácidos grasos de cadena larga omega 3 parecen mejorar la fertilidad femenina aunque no está claro en qué medida la contaminación de las fuentes de alimentos compartidos, como los pescados con altos niveles de sustancias tóxicas ambientales, pueden dañar este beneficio.

La ingesta de dietas saludables como la de pescado, aves, cereales integrales, frutas y vegetales, están relacionados con una mejor fertilidad en las mujeres y una mejor calidad del semen en los hombres. En los estudios disponibles parece existir una posible asociación perjudicial entre una mayor ingesta de carne roja y una mayor posibilidad de infertilidad y desarrollo embrionario adverso.

Los productos lácteos y soja, que se consideraban tóxicos desde el punto de vista reproductivo, no se han relacionado de manera consistente con una fertilidad pobre. La soja y los suplementos de la soja parecen ejercer un efecto beneficioso entre las mujeres que se someten a tratamiento de infertilidad.

Actualmente se piensa que la ingesta moderada de alcohol y cafeína sobre la fertilidad perecen ser menos negativas que como se pensaba con anterioridad.

Están justificadas las intervenciones dietéticas profesionales como un elemento integral en la prevención primaria y el tratamiento de la infertilidad.

Comer una dieta mediterránea puede aumentar las posibilidades de algunas mujeres de quedar embarazadas a través de FIV.

Por tanto es recomendable una dieta baja en calorías y sal, como pocos azúcares refinados, la toma de verduras y frutas que son ricos en antioxidantes como frambuesas , arándanos, fresas, brócoli, frutos secos, tomate, ajo, chocolate amargo, zanahoria, uvas entre otros. Consumir aceite de oliva. Alimentos ricos en Omega3 como semillas de lino, chia, soja, nueces, caballa, salmón, atún, arenque, etc. Disminuir la ingesta de carnes rojas y grasas de origen animal como la mantequilla, aumentando el consumo de pescado.

Volver

¿Hablamos?

Puedes dejarnos tus datos y nos pondremos en contacto contigo

Enviar

O también puedes llamarnos directamente al 91 716 58 20 o escribirnos al email unireproduccionmac@sanitas.es