ES

CENTRO DE REPRODUCCIÓN ASISTIDA SANITASAlcobendas

Actualidad y consejos de salud

¿Qué es el microbioma?

  • Compartir esta noticia
¿Qué es el microbioma?

El término microbioma humano es la totalidad de microorganismos y su material genético presente dentro o en la superficie del cuerpo humano.

Ideas generales

Existen organismos como las bacterias que habitan en nuestro cuerpo y se produce una colaboración entre ellas y nosotros. En ocasiones se produce un desequilibrio de la flora bacteriana en nuestro cuerpo y nos causa enfermedades.

Con las nuevas técnicas genéticas se ha visto que sitios del cuerpo humano que se pensaban que eran estériles, como la cavidad del útero, están colonizados por su propio microbioma. Sabemos que cuando hacemos un cultivo con las técnicas tradicionales entre el 20% y el 60% de las bacterias, según su localización, no pueden ser cultivadas o no se evalúan de forma habitual en el ámbito clínico.

En una mujer sana el aparato genital lo domina las especies de bacterias llamadas Lactobacilos. Estas bacterias te protegen ya que al metabolizar los azúcares generan ácido láctico en la vagina creando un pH ácido que no permite el crecimiento de otras bacterias.

La composición de las comunidades de microbios que viven en el cuerpo humano pueden actuar también sobre la salud reproductiva y resultados de tu fertilidad. El microbioma "normal" de la vagina en una mujer sana se dice que es "saludable" cuando no tiene la mujer síntomas y predominan Lactobacilos, permitiendo que el ambiente sea hospitalario para la recepción del embrión en el período peri-concepcional consiguiendo así buenos resultados reproductivos.

El endometrio de la mujer en edad reproductiva posee un microbioma dominado en condiciones normales por Lactobacilus al igual que en la vaginal. La colonización de la cavidad uterina proviene principalmente de bacterias que ascienden desde la vagina. Sabemos que algunas mujeres, debido a ciertas alteraciones fisicoquímicas que alteran el endometrio cambian las bacterias que habitan en él y hace que no sea iguales que el de su vagina.

¿Cambia el microbioma de la mujer?

Los cambios hormonales, principalmente el de los estrógenos, que se dan en cada etapa de la vida de una mujer al igual que en cada fase del ciclo menstrual hacen que cambie también el microbioma. Al pasar la pubertad debido a los estrógenos y progesterona se favorece el crecimiento de los Lactobacilos preparando al cuerpo para la época reproductiva de la vida.

Aparte del factor hormonal se ha visto que afecta al cambio del microbioma: los contaminantes del medioambiente, ciertas sustancias químicas que actúan como hormonas y están presentes en muchos productos de uso diario, el tabaquismo, la actividad sexual, genéticas de cada persona, los métodos anticonceptivos mecánicos.

Microbioma vaginal y endometrial durante las técnicas de reproducción asistida

Durante los tratamientos de FIV (fecundación in vitro) se produce una alteración del microbioma vaginal debido a los cambios provocados por las hormonales que se utilizan durante el propio tratamiento. Existen una serie de factores que determinan el éxito de la implantación del embrión en el endometrio, entre estos factores se ha incluido la presencia de colonización de alguna especie de microbios en el cuello del útero y en la misma cavidad uterina, siendo la tasa de embarazo clínico mayor por transferencia si no existe crecimiento microbiano. Cuantos menos gérmenes se tengan y con predominio de Lactobacilos los resultados son mejores en los tratamientos.

Algunos autores recomiendan la crioconservación de embriones y transferencia de estos posteriormente en un estado más fisiológico en una fase posterior al ciclo de FIV, apoyaría esta teoría el hecho de ser también un posible microbioma más fisiológico al estar en un estado hormonal basal, con niveles normales de hormonas.

Siguen existiendo muchas incógnitas sobre la microbiota vaginal en la reproducción y en las técnicas de reproducción, aunque parece que el microbioma del tracto reproductivo en el día de la transferencia embrionaria afecta el resultado del embarazo.

Hacen falta más datos que nos digan el papel de la microbiota vaginal en los procedimientos de las técnicas de reproductiva asistida y en la práctica clínica.

La microbioma endometrial puede clasificarse en 2 tipos con dominio de la presencia de Lactobacillus en un 90% o no dominio de Lactobacillus; este límite se considera como capaz de predecir el éxito reproductivo. Se ha encontrado una correlación entre los resultados adversos del embarazo y una microbiota endometrial pobre en Lactobacillus.

Posibilidades actuales de tratamiento

Podríamos recurrir al uso de antibióticos o la utilización de probióticos según las circunstancias.

En diferentes momentos del proceso del tratamiento de FIV pueden utilizarse los antibióticos. Su administración profiláctica antes de la punción para recuperar los ovocitos se ha asociado con un aumento de la implantación y tasas de embarazo clínico. La utilización de antibióticos para prevenir el paso de microorganismos dentro del aparato genital interno se ha visto que es de utilidad en pruebas de uso frecuente en los tratamientos de reproducción asistida como es la histerosalpingografía o la histeroscopia, ya que pueden arrastrar microorganismos del cuello del útero o de la vagina al endometrio, las trompas de Falopio o cavidad abdominal, aunque no se sabe si puede alterar el microbioma y que ocurre si utilizamos antibióticos durante la FIV.

Algunos autores recomiendan utilizar antibióticos en pacientes con antecedentes de ciertas patologías como la enfermedad inflamatoria pélvica, endometriosis, apendicitis previa o múltiples cirugías pélvicas previas.

El semen también contiene microorganismos que pudieran ser transmitídos a la mujer. En algunos centros de reproducción asistida, a los hombres se les administra antibióticos antes de la recogida de la muestra de semen pero tampoco sabemos cómo puede afectar a la microbiota del tracto genital masculino.

Los suplementos con Lactobacillus ha demostrado restaurar flora vaginal en hasta el 82% de las mujeres con alteración de la flora vaginal como la vaginosis bacteriana, hace pensar en la posibilidad de aprovechar cepas bacterianas específicas con el fin de preparar la microbiota vaginal en los períodos periconcepcionales. Pero no sabemos de momento la combinación, dosis y vía de administración de tales tratamientos para mejorar la salud de las mujeres. Los probióticos que contienen Lactobacillus pueden usarse durante un período prolongado, cosa que no ocurre con los antibióticos y además hemos visto la alta tasa de recurrencias de las infecciones con el usa de antibióticos.

Recientemente se han desarrollado 2 análisis de laboratorio que pueden determinar si el entorno microbiano del útero es óptimo para la implantación embrionaria y además pueden detectar las bacterias que, de manera más frecuente, causan endometritis crónica que es una inflamación persistente del endometrio.

El tratamiento recomendado de antibióticos y/o probioticos será guiado por un microbiólogo clínico especializado según los resultados del test que se realice.

Volver

¿Hablamos?

Puedes dejarnos tus datos y nos pondremos en contacto contigo

Enviar

O también puedes llamarnos directamente al 91 716 58 20 o escribirnos al email unireproduccionmac@sanitas.es