ES

CENTRO DE REPRODUCCIÓN ASISTIDA SANITASAlcobendas

Actualidad y consejos de salud

Ventana de implantación

  • Compartir esta noticia
Ventana de implantación

La implantación del embrión en el útero es el punto de partida del embarazo, un momento crucial. Sin embargo, cómo sucede es algo aún poco conocido en la Medicina Reproductiva. Lo que sí sabemos es que este proceso es poco eficiente cuando nos comparamos con otras especies cercanas en la escala evolutiva, y esto nos da ya una idea de su complejidad.

Partimos de una idea básica: debe haber un correcto diálogo entre el embrión y el útero. Concretamente, el contacto inicial embrionario tiene lugar con el endometrio, que es el tejido que tapiza la cavidad uterina.

Pero este contacto no ocurre al azar, sino que sucede en unas fases muy concretas del desarrollo de ambos elementos implicados. Y lo que es más importante: ambas deben estar en perfecta sincronía. A la coincidencia de estas fases tan definidas la denominamos genéricamente ventana de implantación. Hablamos por tanto de una ventana temporal, más que espacial

La existencia de la ventana de implantación es conocida desde hace ya medio siglo, en un brillante estudio publicado en los años 50 con mujeres sanas. En dicho estudio se establecía que el embrión implantaba el 5º-6º día tras la fecundación. Como veremos a continuación, estudios posteriores confirman estos datos.

Hemos mencionado ya una primera idea fundamental: la sincronía entre embrión y endometrio. Pero, ¿conocemos bien en qué momento está receptivo el endometrio, o cuándo el embrión está listo para implantar?

Respecto a la receptividad endometrial, la clave está en la acción de una hormona llamada progesterona. Tanto el estudio pionero ya comentado como investigaciones posteriores, realizadas en mujeres que recibieron óvulos donados, nos muestran que el endometrio abre su ventana de implantación el 6º día de la presencia, en ciclos naturales, o la administración, en tratamientos de reproducción, de progesterona Actualmente está establecido que tiene una duración entre 12h y dos días.

Por su parte, el embrión ha de llegar a un estadio denominado blastocisto para contactar con el endometrio e iniciar así su nidación, y no antes. Fruto de las técnicas de fecundación in vitro, sabemos que los embriones humanos alcanzan esta fase en su quinto, sexto o, muy excepcionalmente séptimo día de desarrollo.

La evaluación de la “ventana de implantación embrionaria” es relativamente sencilla, al realizar un seguimiento diario del embrión. En cambio, para la “ventana de implantación endometrial” aún no disponemos de una herramienta lo suficientemente precisa para su aplicación rutinaria. Por el momento las técnicas basadas en la genética del endometrio son las más prometedoras. Con ellas se estima que aproximadamente un 30% de las mujeres pueden tener la ventana de implantación desplazada, en su mayoría retrasada (es decir, en lugar de un 6º día de progesterona se abriría el 7º, por ejemplo). Estos datos preliminares están pendientes de confirmación, pero podrían ser una prometedora vía para explicar, y tratar, numerosos casos de fallo de implantación embrionaria.

Volver

¿Hablamos?

Puedes dejarnos tus datos y nos pondremos en contacto contigo

Enviar

O también puedes llamarnos directamente al 91 716 58 20 o escribirnos al email unireproduccionmac@sanitas.es