ES

CENTRO DE REPRODUCCIÓN ASISTIDA SANITASAlcobendas

Actualidad y consejos de salud

Seminograma

  • Compartir esta noticia
Seminograma

El seminograma es el análisis sistemático de los distintos componentes que forman el eyaculado.

 

Los principales parámetros a evaluar son el volumen, la concentración espermática, la movilidad, la morfología y la vitalidad espermática.

En el caso de que uno o varios de estos parámetros estén alterados, nos puede ayudar a profundizar en el estudio del varón realizando pruebas complementarias.

En algunas ocasiones, estas pruebas complementarias permiten identificar alguna causa que genera esa alteración, lo que nos permitirá tratarlo y minimizar su influencia en los parámetros seminales.

En otras ocasiones, las pruebas complementarias nos orientan a la hora de decidir el tratamiento de reproducción asistida más adecuado.

En función del parámetro seminal alterado de determinará el diagnóstico de la prueba.

  • Volumen: El volumen mínimo de un eyaculado debe ser de 1,5ml. En caso de que sea inferior, se denomina hipospermia.
  • Concentración: es más correcto determinar el número total de espermatozoides en el eyaculado. Si el valor es inferior a 39 millones de espermatozoides, se trata de una muestra con oligozoospermia.
  • Movilidad: El porcentaje de espermatozoides con movilidad progresiva ha de ser superior al 32%. De no ser así, la muestra presenta astenozoospermia.
  • Morfología: El porcentaje de espermatozoides con morfología normal ha de ser igual o superior al 4% del total de espermatozoides. Si es inferior, indicamos que es una muestra con teratozoospermia.
  • Vitalidad: El porcentaje de espermatozoides vivos ha de ser superior al 58%. Si es inferior, la muestra presenta necrozoospermia.
  • Leucocitos: Si observamos una concentración de leucocitos en semen superior a un millón de leucocitos por ml de eyaculado, advertimos que la muestra presenta leucospermia.

Como detallábamos antes, la presencia de uno o más parámetros alterados y en función de la severidad de estas alteraciones, orientará al equipo médico, la idoneidad de realizar pruebas complementarias al varón para ampliar el estudio del factor masculino.

Entre otras pruebas se encuentran;

  • Cultivo de semen y orina: Recomendable realizar en varones cuyo seminograma presentaba bajo volumen, presencia de leucocitos en semen o parámetros de concentración y movilidad alterados. Permite detectar, si lo hubiera, posible infección en via urinaria o seminal, que en caso de ser tratada con antibiótico, podría mejorar en algunos casos los parámetros previamente hallados.
  • Test de fragmentación: Recomendable realizar en varones que han realizado varios tratamientos de reproducción sin éxito o en cuyo seminograma hayamos detectado parámetros de movilidad o vitalidad alterados. En caso de que este test refleje un índice de fragmentación espermática alterada (superior al 20% de los espermatozoides analizados), hace recomendable iniciar un tratamiento de antioxidantes previo al inicio del ciclo de reproducción asistida.
  • FISH de espermatozoides: Es recomendable realizarlo en pacientes que hayan tenido varios abortos previos, o en cuyo seminograma la alteración de los parámetros seminales sea muy severos. En el caso de que el resultado de esta prueba nos refleje que la muestra esté alterada (el porcentaje de espermatozoides con alteraciones cromosómicas es superior al de la población normal), no existe un tratamiento previo que minimice esta alteración.  De tal forma que lo que puede proponer el équipo médico es realizar un tratamiento de reproducción asistida con screening de aneuplodías en embrión.


Factores que pueden alterar parámetros seminales. 

Si el paciente acude a la cita de seminograma con una abstinencia muy reducida, es recomendable aplazar la prueba para otro momento cuando hayan transcurrido entre 3 y 5 días desde la última eyaculación.

La abstinencia muy reducida puede tener como consecuencia una concentración significativamente reducida. Va a generar dudas respecto a si son los valores normales del paciente o son el resultado de esa abstiencia de pocos días, por lo que habría que realizar un nuevo seminograma.

La fiebre muy elevada prolongada durante días puede afectar los parámetros seminales de vitalidad y como consecuencia de ello, la movilidad espermática. Se genera a nivel testicular, una temperatura más elevada de la idónea para el proceso espermatogénico. Al prolongarse en el tiempo puede afectar a los espermatozoides que se están “fabricando” a nivel testicular durante ese periodo.

De la misma manera, exposiciones prolongadas en el tiempo a temperaturas elevadas como pueden ser saunas, baños calientes, hornos, puede afectar de la misma manera a los parámetros seminales.

La influencia de determinados fármacos no está muy clara a la hora de definir en que medida puede afectar a los parámetros seminales.

Se ha comprobado, que determinado tipo de antidepresivos, antiepilécticos, fármacos para combatir la caída del cabello, podría afectar a la calidad seminal. Por ello en determinadas circunstancias, bajo indicación médica, se puede plantear al paciente interrumpir de forma transitoria el tratamiento con un fármaco en concreto, durante el periodo en el que realizan el ciclo de reproducción asistida.

 

Volver

¿Hablamos?

Puedes dejarnos tus datos y nos pondremos en contacto contigo

Enviar

O también puedes llamarnos directamente al 91 716 58 20 o escribirnos al email unireproduccionmac@sanitas.es