ES

CENTRO DE REPRODUCCIÓN ASISTIDA SANITASAlcobendas

Actualidad y consejos de salud

Embarazo y niño en casa

  • Compartir esta noticia
Embarazo y niño en casa

Cada vez son más frecuentes las parejas que acuden a centros de reproducción asistida, buscando alcanzar el deseo de ser padres. Esto se debe, sobre todo, a un aumento en la edad media de las mujeres a la hora de tener su primer hijo.

El objetivo de las técnicas de reproducción asistida, no es solo lograr un test de embarazo positivo, sino que se trata de conseguir un recién nacido sano en casa.

En los últimos años, ha habido un ascenso en el número de gestaciones múltiples en la población. Se calcula que aproximadamente un 80% de estas gestaciones son debidas a los tratamientos de reproducción asistida (TRA), bien como consecuencia de la estimulación ovárica, o bien por las propias técnicas (habitualmente por la selección de más de 1 embrión para ser transferido al útero materno), según los datos de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF).

Las gestaciones múltiples están directamente relacionadas con una serie de complicaciones, que pueden afectar tanto a la madre (pre eclampsia, diabetes gestacional, parto pre término, etc.…), como a los propios fetos (muerte de uno o ambos fetos, prematuridad, bajo peso, problemas en el desarrollo durante la infancia, etc.…).

Día a día, los profesionales somos conscientes de este tipo de problemas, y buscamos formas de evitarlos.

Tradicionalmente, la tendencia era transferir al útero materno, dos embriones en día tercero de desarrollo embrionario. Sin embargo, el objetivo hoy en día es transferir solamente un embrión (SET, “Single Embryo Transfer”), para así disminuir las probabilidades de embarazo múltiple.

Pero, ¿Cómo podemos diferenciar el embrión de mejor calidad de nuestra cohorte? Hoy en día disponemos en los laboratorios de mejoras tecnológicas y del conocimiento de desarrollo embrionario que nos permiten poder mantener los embriones más tiempo en cultivo y ser capaces de seleccionar de forma mucho más eficiente aquellos con mayores probabilidades de implantar, descartando los que se detienen o se bloquean en los primeros estadios.

Durante los primeros días de desarrollo embrionario se definen distintas fases, desde la división en células a la formación de la mórula y finalmente los embriones que son evolutivos alcanzarán el mayor nivel de desarrollo, estadio de blastocisto.
Para poder seleccionar blastocistos, debemos asegurar las perfectas condiciones de cultivo ya que los embriones son muy sensibles a los cambios ambientales viendo mermado su desarrollo si existen mínimas alteraciones.

En la Unidad de Reproducción Asistida de Sanitas, tenemos sistemas de incubación time-lapse (Embryoscope), que además de poseer unas condiciones estables, disponen de una cámara que capta imágenes de cada uno de los embriones cada cierto tiempo.

Esto nos permite monitorizar de forma constante como se desarrollan las 24 horas del día. Toda la información de la cinética del embrión va a ser clave para mejorar la selección del mejor.

Además al no ser necesario sacar los embriones del incubador para ser evaluados, como ocurre cuando se emplean incubadores convencionales, no alteramos el ambiente privilegiado en el que se encuentran.

Así, los embriones pueden ser analizados detalladamente antes de la transferencia embrionaria, para poder elegir aquel que tenga mayor probabilidad de implantar, y por supuesto, de conseguir un recién nacido sano.

Volver

¿Hablamos?

Puedes dejarnos tus datos y nos pondremos en contacto contigo

Enviar

O también puedes llamarnos directamente al 91 716 58 20 o escribirnos al email unireproduccionmac@sanitas.es