ES | EN

CENTRO DE REPRODUCCIÓN ASISTIDA SANITASAlcobendas

Contamos con las técnicas más avanzadas para ayudarte a quedarte embarazada.

Contamos con las técnicas más avanzadas para ayudarte a quedarte embarazada.

Técnicas de Reproducción Asistida

El Centro de Reproducción Asistida Alcobendas ofrece todas las soluciones para ayudar a hacer realidad el sueño de ser padres a muchas parejas con dificultades para lograr un embarazo espontáneo. Así, contamos con todas las técnicas de reproducción asistida que existen en la actualidad.

Inseminación artificial con semen de donante (IAD)

Se trata de una técnica de reproducción asistida que se emplea principalmente en casos de esterilidad en los que la paciente tiene al menos una trompa uterina permeable, y el varón está afectado por alteraciones seminales severas que obligan a utilizar espermatozoides procedentes de bancos de semen.

También puede usarse en el caso de mujeres sin pareja masculina con deseo gestacional.

 

¿Cuándo se recurre a IAD ?

Las principales indicaciones son:

  • Azoospermia (ausencia completa de espermatozoides en el eyaculado) e imposibilidad de obtener espermatozoides útiles procedentes de testículo o de la vía seminal, que comunica este con el exterior.
  • Causas masculinas severas no resueltas con Fecundación in Vitro/ICSI.
  • Ciertos trastornos genéticos del varón, cuya transmisión a la descendencia sea probable y no evitable mediante procedimientos de diagnóstico destinados a la selección embrionaria.
  • Sensibilización grave de la mujer frente al factor Rh, que haya producido perdida de gestaciones anteriores y no pueda ser tratada por otros procedimientos.
  • Mujeres sin pareja masculina, sean parejas homosexuales o bien mujeres que desean afrontar la maternidad de forma individual.

 

¿Qué posibilidades de éxito ofrece la IAD ?

En ausencia de patología femenina, la tasa de gestación tras un número adecuado de ciclos de tratamiento (alrededor de 6) puede alcanzar el 80%.

 

¿Qué aspectos legales relacionados con la IAD interesa conocer?

Algunos aspectos que pueden resultar de interés para los usuarios de la IAD son los siguientes:

  • La donación de gametos tiene carácter anónimo, por lo que no se permite a la receptora aportar o escoger su donante. La usuaria de la IAD y los hijos nacidos de la aplicación de esta técnica tienen derecho a obtener información general sobre el donante que no incluya su identidad.
  • Los donantes de semen son mayores de edad, no han recibido contraprestación alguna y han sido aceptados después de que los estudios legalmente establecidos no hayan revelado evidencias de enfermedades transmisibles a la descendencia o a la receptora de los gametos, ni alteraciones seminales.
  • La donación ha debido ser efectuada en un Banco de Semen con acreditación oficial.
  • La responsabilidad de la elección de donante corresponde al equipo médico del Banco de Semen, que debe garantizar el cumplimiento de las condiciones de idoneidad requeridas por la ley. La elección de dicho donante se efectúa buscando la máxima compatibilidad fenotípica posible, aunque no es posible garantizar que estas características estarán presentes en el recién nacido.
  • El número máximo de gestaciones de un mismo donante es de 6, incluyendo a sus descendientes generados por reproducción no asistida.
  • Para someterse al tratamiento se precisa el consentimiento escrito de la mujer y de su cónyuge si lo hubiera. Este consentimiento establece la filiación legal de la descendencia obtenida, que no podrá ser impugnada por ninguno de los firmantes después de la realización de la técnica.

Inseminación artificial con semen de la pareja (IAC)

La inseminación artificial es la más sencilla de las técnicas de reproducción asistida, y básicamente consiste en depositar los espermatozoides en el aparato genital de la mujer, por medio del instrumental adecuado.

 

¿Cuándo se recurre a IAC?

  • Defectos leves y moderados de la calidad espermática, por reducción no extrema de la cantidad, movilidad o calidad morfológica de los espermatozoides.
  • Defectos en la calidad del moco del cervix uterino, que en estos casos actúa como una barrera que dificulta el ascenso de los espermatozoides hacia el útero y las trompas.
  • Esterilidad de causa desconocida o inaparente, que es la que afecta a los pacientes en los que las pruebas diagnósticas convencionales resultan normales.
  • Otras situaciones en las que la IAC puede mejorar la probabilidad de conseguir la gestación son: endometriosis no severas, alteraciones en las trompas de Falopio que no supongan su obstrucción completa, ciertos trastornos de la ovulación...

 

¿Cuál es el procedimientos general de la IAC ?

La IAC se realiza generalmente tras la estimulación ovárica: la paciente recibe un tratamiento destinado a asegurar la ovulación tratando posibles defectos del ciclo espontaneo en unos casos, y en otros aumentar el número de óvulos que puedan llegar a ser fecundados (controlado mediante ecografías periódicas). En los días siguientes se realiza la inseminación propiamente dicha, para lo cual el varón debe obtener una muestra seminal que se procesa en el laboratorio, con el fin de seleccionar los espermatozoides más útiles que contiene, y eliminar la parte sobrante del semen.

La inseminación se realiza en la propia consulta, y el ginecólogo introduce a través del cuello un fino tubo de plástico blando, para depositar en el útero el pequeño volumen de líquido que contiene los espermatozoides seleccionados.


¿Qué posibilidades de éxito ofrece la IAC?

La probabilidad por cada ciclo es de un 10-15%. La mayor parte de las gestaciones se obtienen en los tres primeros ciclos de tratamiento.

Fecundación in vitro (FIV) y microinyección espermática (ICSI)

La fecundación in vitro consiste en poner en contacto los gametos masculinos (espermatozoides) y los femeninos (ovocitos) para lograr la fecundación y el desarrollo embrionario inicial fuera del organismo de la mujer.

Existen dos modalidades para producir la fecundación:

  • Fecundación in vitro (FIV): los espermatozoides se ponen en contacto con los ovocitos en condiciones idóneas para facilitar que la fecundación ocurra espontáneamente.
  • Microinyección espermática (ICSI): consiste en intervenir más activamente sobre el proceso de fecundación, introduciendo un espermatozoide en el interior de cada ovocito.

Cuando se consigue fecundación y desarrollo in vitro de los embriones obtenidos, se selecciona el número adecuado de estos para ser transferidos al útero, con el objeto de conseguir una gestación evolutiva.


¿Cuál es el proceso general de la FIV/ICSI ?

Se precisa un tratamiento de estimulación hormonal de los ovarios. Este proceso persigue tres objetivos:

  1. Bloquear los mecanismos fisiológicos de control del ciclo ovárico, para modificar este en función de las necesidades del tratamiento.
  2. Estimular el desarrollo de varios folículos ováricos
  3. Producir con otro preparado hormonal la maduración final de los ovocitos.

Cuando se logra el crecimiento folicular deseado, se administra el fármaco que desencadena los cambios madurativos finales y se programa la punción folicular alrededor de 36 horas después. Los ovocitos se extraen mediante punción del ovario, realizada a través de la vagina, con control ecográfico y bajo anestesia.

Los espermatozoides se obtienen generalmente a partir de una muestra de semen. Todas las muestras se someten a una preparación en el laboratorio, con el fin de seleccionar los espermatozoides que serán empleados en las técnicas de fecundación. Si se logra la fecundación, los embriones resultantes son clasificados según su calidad después de varios días de cultivo en el laboratorio, con el fin de seleccionar aquellos con mayores probabilidades de implantar para ser transferidos al utero materno.

La transferencia embrionaria es completamente indolora, no requiere anestesia y obliga a modificar ligeramente el régimen de vida posterior.

Los embriones evolutivos que no se transfieran al útero se criopreservan, y , si no se ha logrado gestación, serán transferidos a la paciente antes de iniciar una nueva estimulación ovárica.


¿Qué posibilidades de éxito ofrece la FIV/ICSI ?

Depende predominantemente de la edad de la paciente, y del número y la calidad de los embriones transferidos. En general la media de embarazo por ciclo iniciado se encuentra entre el 29-35%, aunque este porcentaje puede variar entre el 10-40% en función de las circunstancias concretas de los pacientes.


¿Cuándo se recurre a la FIV y a la ICSI ?

La fecundación puede resultar útil en el tratamiento de diferentes trastornos de la fertilidad:

  • Lesión severa o ausencia de las trompas de Falopio.
  • Afectación severa de la calidad seminal, por reducción el numero o movilidad de los espermatozoides, o incremento anormal de sus anomalías morfológicas.
  • Endometriosis moderada o severa, que consiste en la existencia de focos importantes de endometrio fuera de la cavidad uterina.
  • Alteraciones de la ovulación no resueltas por otros tratamientos.
  • Alteraciones inmunológicas con trascendencia reproductiva
  • Fallos previos de fecundación en procedimientos previos.
  • Causa desconocida de infertilidad o esterilidad.
  • Necesidad de diagnóstico genético preimplantacional.
  • Otras situaciones.

La elección de la modalidad concreta de fecundación in vitro (FIV convencional o ICSI) que será preferible aplicar a cada caso se realiza considerando tanto las circunstancias previas a la aplicación del tratamiento como a las características de los gametos una vez obtenidos y evaluados en el laboratorio, por lo que la decisión final se adopta inmediatamente antes de la realización de la técnica.


¿Cuáles son los riesgos relevantes de la FIV/ICSI ?

La gestación múltiple (de más de un feto) y la gestación múltiple de alto grado (más de dos fetos) se incrementan como consecuencia de la transferencia de más de un embrión al útero.

Además, está el síndrome de hiperestimulación ovárica, que es una respuesta anormal al tratamiento de estimulación del ovario.

Diagnóstico genético preimplantacional (DGP)

Se trata de un conjunto de procedimientos destinados a conocer características genéticas de los embriones obtenidos mediante fecundación in vitro, con el fin de seleccionar los que resultan idóneos para su transferencia al útero.

 

¿Cuándo se recurre al diagnóstico genético preimplantacional (DGP)?

Esta técnica puede resultar útil en diferentes situaciones:

  • Pacientes afectos o portadores de enfermedades transmisibles genéticamente y debidas a la alteración de un gen, conocidas como enfermedades monogénicas.
  • Pacientes portadores de alteraciones cromosómicas transmisibles.
  • Pacientes con mayor riesgo de alteraciones genéticas en sus gametos (ovocitos y espermatozoides), que podrían determinar la formación de embriones genéticamente anormales.

Extracción espermática

Hablamos del procedimiento destinado a obtener espermatozoides a partir del tejido testicular, del epidídimo o de otro segmento de la vía seminal (conjunto de conductos que comunican el testículo con el exterior del organismo), con el fin de utilizarlos para la realización de técnicas de reproducción asistida.


¿Cuándo se recurre a la extracción espermática?

Las técnicas de extracción de espermatozoides testiculares o procedentes de la vía seminal pueden ser útiles cuando en el eyaculado no existen espermatozoides en cantidad suficiente o de calidad adecuada para ser usados en técnicas de reproducción asistida.

La forma más grave de este tipo de trastornos es la ausencia de espermatozoides en el semen, denominada azoospermia. Esta afectación grave de la calidad seminal puede ser resultado de dos tipos de trastornos:

  • Alteración de la capacidad testicular de producir espermatozoides.
  • Alteración del transporte de los espermatozoides desde el testículo al exterior.

Donación de ovocitos

Se puede recurrir a la donación de ovocitos en aquellos casos en los estos no ofrecen la calidad suficiente para conseguir un embarazo, se han agotado, o se es portadora de una alteración genética o cromosómica.


¿Quién puede donar óvulos?

Cualquier mujer con una edad comprendida entre los 18 y los 35 años y con un buen estado de salud física y psíquica.

Accede a nuestra sección de Donantes para conocer más información sobre ello.


¿Puede conocerse la identidad de la donante o puede la donante conocer la identidad de la mujer a quien ha donado?

No, la donación de ovocitos, es de carácter anónimo, y además, altruista.


¿Qué tratamiento ha de recibir la mujer que va a recibir óvulos de donante?

En función de si tiene o no menstruaciones, el tratamiento puede cambiar pero en general se prepara el endometrio primero con comprimidos de estradiol y después, además, con progesterona; ambas son las hormonas que, de forma natural, intervienen en la formación de un endometrio apto para la implantación de un embrión.


¿Ofrece esta técnica buenas opciones de embarazo?

Sí, es la técnica que mejores resultados produce, dado que los ovocitos proceden de mujeres sanas y jóvenes.


¿Qué aspectos legales relacionados con la donación de ovocitos interesa conocer?

La regulación legal del uso de ovocitos de donante con fines reproductivos se halla en la ley de Reproducción Asistida y su normativa complementaria. Algunos aspectos de estas normas que resultan de interés son los siguientes:

  • La donación de ovocitos tiene carácter altruista, voluntario y anónimo, por lo que no se permite a la receptora aportar o escoger su donante.
  • La usuaria de la técnica y los hijos nacidos de su aplicación tienen derecho a obtener información general sobre el donante que no incluya su identidad.
  • Las donantes de ovocito son mayores de edad y menores de 35 años, son aceptadas después de que los estudios legalmente establecidos no hayan revelado evidencias de enfermedades transmisibles a la descendencia o a la receptora de los ovocitos.
  • El número máximo de gestaciones que pueden obtenerse a partir de los gametos de una misma donante es seis, incluyendo a sus descendientes generados por reproducción no asistida.

Nuestras donantes no solo cumplen con todos los requisitos en cuanto a estudios genéticos que establece la ley sino que además de los criterios clásicos establecidos para la asignación de donante-receptora ( características fenotípicas) se realiza un matching genético que minimiza la probabilidad de enfermedades genéticas recesivas en el futuro bebé.

Preservación de la fertilidad

Los tratamientos de preservación de la fertilidad son aquellos en los que el fin, como en las demás terapias reproductivas, es conseguir un embarazo, pero no de forma inmediata sino aplazado en el tiempo. Esta decisión se puede tomar por diversas circunstancias, por ejemplo, en el diagnóstico de un cáncer. El tratamiento quimioterápico y radioterápico puede tener un efecto de pérdida de ovocitos y atrofia ovárica, que, en la mayoría de casos, será irreversible dado que los ovarios tienen un número fijo de células germinales que no se van a regenerar.

Existen también enfermedades no malignas que van a requerir tratamientos como, por ejemplo, algunos tipos de enfermedades auto-inmunes, o simplemente, la mujer decide por razones diversas, como no tener deseo gestacional en ese momento, utilizar estas técnicas.


¿Qué tipos de tratamiento de preservación de la fertilidad existen?

  • Congelación de ovocitos: consiste en la realización de ciclo de estimulación ovárica para conseguir recuperar ovocitos que luego se congelaran mediante un proceso especifico llamado vitrificación.
  • Congelación de embriones. Los ovocitos son fecundados in vitro y los embriones resultantes son congelados.
  • Congelación de tejido ovárico (en niñas o mujeres adultas). Aunque no es una opción terapéutica consolidada y debe considerarse aún una técnica experimental.
  • Congelación de semen en varones, previa al tratamiento oncológico.

La vitrificación es la técnica para congelar los óvulos que ha mostrado los mejores resultados. A diferencia de la congelación clásica, con este método evitamos la formación de cristales tan nociva a nivel celular.


¿Por qué preservar tu fertilidad?

El ovario funciona como un almacén de óvulos, el momento en el que contiene su mayor número (6-7 millones) es en la vida fetal (dentro del útero de la madre). A partir de ese momento, el número disminuye: al nacer desciende a 1-2 millones de ovocitos y alrededor de los 50 años se agota la reserva ovárica y comienza la menopausia.

 

Se pueden distinguir 5 etapas dentro de la reserva ovárica:

  1. Comienza la ovulación: 13 años aprox.
    Al inicio de la pubertad quedan de 300.000 a 500.000 óvulos.
  2. Pico de fertilidad: 20 años aprox.
    El ovario está a pleno rendimiento, son los óvulos de mejor calidad y sería el momento óptimo para quedarse embarazada, vitrificar los óvulos o donarlos.
  3. Comienza el descenso: 35 años aprox. A partir de los 26-30 años comienza el descenso y a los 35 años hablamos del punto de máxima inflexión. A esta edad, si tras 6 meses de búsqueda activa del embarazo, este no se consigue, recomendamos acudir a un especialista.
  4. Difícil conseguir embarazo evolutivo: 42 años aprox. Al ir cumpliendo años, cambia el número de cromosomas de los óvulos, de forma que, al producirse la fecundación de estos “óvulos mayores”, el embrión podrá tener mayor o menor cantidad de cromosomas (dentro de estas alteraciones en los cromosomas posibles, la más conocida es el síndrome de Down). A partir de los 40 años la posibilidad de conseguir una gestación natural es del 5% por ciclo. Con 40-42 años la posibilidad de tener un recién nacido vivo tras fecundación in vitro con óvulos propios es del 13% y, del 9% a los 43-44 años. A los 45 años la mayoría de la mujeres son incapaces de lograr embarazo, esto es así tanto para la concepción natural como con la fecundación in vitro, siendo el uso de óvulos donados la alternativa razonable.
  5. Menopausia: cese de menstruación a partir de 51 años aproximadamente. Es la edad promedio de la menopausia, momento en el que el ovario ya no tiene óvulos y la mujer deja de tener la regla.

 

¿Existe un estudio para valorar el estado de la reserva ovárica?

Para determinar la reserva ovárica de una mujer se emplean tanto el análisis hormonal como la ecografía transvaginal para contar los folículos antrales. La hormona Anti- Mulleriana es una sustancia que se produce en el ovario y es uno de los marcadores que mejor refleja no sólo la reserva ovárica sino también la respuesta a los tratamientos de estimulación ovárica y su probabilidad de embarazo.

Se puede medir en cualquier momento del ciclo: niveles entre 2-7 ng/ml nos indican una muy buena reserva, entre 1-2 ng/ml es una reserva normal y niveles inferiores a 0,6 ng/ml se considera baja reserva.


¿Cuál es la mejor edad para vitrificar óvulos?

El momento óptimo para vitrificar óvulos con el objetivo de retrasar la edad para ser madre sería entre los 30 y los 37 años. Por encima de esa edad la calidad de los óvulos conservados disminuye y las posibilidades de conseguir un embarazo evolutivo son menos favorables que con óvulos más jóvenes.


¿Tiene riesgos la técnica de vitrificación de óvulos?

Los riesgos son mínimos y es un tratamiento muy bien tolerado por la mayoría de las mujeres.
Los principales son riesgos derivados del tratamiento de estimulación ovárica, generalmente molestias leves a nivel abdominal; riesgos derivados de la anestesia o de la punción folicular como dolor y sangrado, aunque se suelen presentar de forma leve.


¿Afecta a la fertilidad posterior?

No afecta a la fertilidad posterior.


¿Cuánto tiempo se necesita para vitrificar óvulos?

Se necesitan aproximadamente 15 días para madurar los óvulos y que sean óptimos para poder vitrificarlos, en esos días se realizan controles cada 3-4 días con el ginecólogo.

La medicación se administra en casa diariamente y el ginecólogo en cada control irá indicando la dosis necesaria.

Los óvulos se extraen en quirófano bajo sedación y a los días vendrá la regla como normalmente.


¿Es doloroso el proceso?

La medicación se administra por vía subcutánea, es pinchada pero está pensada para que lo haga la mujer en su casa de forma sencilla y cómoda.

Para que el proceso de extracción de los óvulos sea indoloro se utiliza una sedación, se realiza por la mañana y por la tarde se puede continuar con la vida normal.

Tecnología Embryoscope

Nuestro laboratorio cuenta con Embryoscope: el sistema de cultivo para embriones que nos permite mantener las condiciones más adecuadas que conocemos hoy en día, las más cercanas a las del cuerpo de la mujer. A esto se añade que el sistema realiza captaciones de imágenes, como un barrido general de cada uno de los embriones cada 10 minutos. De esta manera, los embriones que se encuentran en este sistema son observados 24 horas al día (cultivo time-lapse) a diferencia de un incubador convencional donde habitualmente se observa cada embrión en una única ocasión cada 24 horas. Esta metodología nos permite obtener una gran cantidad de información del desarrollo de los embriones e incrementar la probabilidad de gestación.

Fecundación In Vitro con Screening Genético Preimplantacional

La técnica in vitro (la unión de los espermatozoides y los ovocitos para lograr la fecundación y el desarrollo embrionario inicial fuera del organismo de la mujer) se une al estudio genético de los embriones o Screening Genético Preimplantacional, para ofrecer un tratamiento unificado que da mayores posibilidades de éxito en el embarazo y mayor tranquilidad, sin riesgos para la madre.

Una de las áreas de conocimiento que más ha evolucionado y aplicamos en la medicina reproductiva es la genética. Disponemos de técnicas de diagnóstico que nos permiten estudiar los cromosomas de cada uno de los embriones que se generan en el laboratorio y seleccionar aquellos sin anomalías para transferir al útero de la mujer; aumentando la probabilidad de éxito, la seguridad y disminuyendo el riesgo de abortos.

Los tratamientos médicos deben ser personalizados y existirá siempre una recomendación del especialista que indicará cuál es el tratamiento que va a proporcionar los mejores resultados, no obstante, esta técnica se recomienda cuando se dan fallos de implantación, abortos repetidos, según la edad de la madre, entre otros.

¿En qué consiste FIV con Screening Genético Preimplantacional, paso a paso?

1. El proceso comienza con la estimulación médica controlada de los ovarios de la mujer.

2. Se obtiene un número suficiente de óvulos que pueden ser fecundados para generar embriones.

3. Estos se desarrollarán en el laboratorio en un ambiente absolutamente controlado.

4. Entre el tercer y el quinto día de vida de los embriones se realizará la obtención del material embrionario necesario para el estudio genético (se extrae una pequeña muestra).

5. Los embriones serán criopreservados hasta que el análisis genético indique cuál/cuáles son los que están libres de alteraciones cromosómicas.

6. En un ciclo posterior se prepara el endometrio de la mujer para que sea receptivo y se desvitrifican los/el embrión para su transferencia.

El resto de embriones congelados sin anomalías se mantienen es este estado.

Fecundación In Vitro con óvulos de donante y Screening Genético Preimplantacional

Este tratamiento de fecundación in vitro con óvulos de donante cuenta, además, con el estudio genético de los embriones, esto es, la técnica Screening Genético Preimplantacional, para ofrecer un tratamiento unificado, más cómodo y sencillo, que otorga mayores posibilidades de éxito y tranquilidad, siempre sin riesgos para la madre.

En el caso del óvulo, la edad de la mujer es un factor determinante de la calidad del mismo, pero al tratarse de óvulos procedentes de donantes, estos son de calidad y con menores alteraciones en sus cromosomas.

Esta técnica se utilizaría cuando se sospecha que la causa del fallo en la implantación o el aborto se encuentra en el espermatozoide. Podríamos, por tanto, detectar alteraciones genéticas (cromosómicas) en los embriones y transferir al útero aquellos embriones libres de estas, mejorando los resultados, reduciendo el riesgo de aborto.

¿En qué consiste FIV con óvulos donados y con Screening Genético Preimplantacional, paso a paso?

1. El proceso comienza con la selección y asignación de donante-receptora.

2. Los óvulos donados serán fecundados para generar embriones.

3. Estos se desarrollarán en el laboratorio en un ambiente absolutamente controlado.

4. Entre el tercer y el quinto día de vida de los embriones se realizará la obtención del material embrionario necesario para el estudio genético (se extrae una pequeña muestra).

5. Los embriones serán criopreservados hasta que el análisis genético indique cuál/cuáles son los que están libres de alteraciones cromosómicas.

6. En un ciclo posterior se prepara el endometrio de la mujer para que sea receptivo y se desvitrifican los/el embrión para su transferencia.

El resto de embriones congelados sin anomalías se mantienen es este estado.

¿Hablamos?

Puedes dejarnos tus datos y nos pondremos en contacto contigo

Enviar

O también puedes llamarnos directamente al 91 716 58 20 o escribirnos al email unireproduccionmac@sanitas.es